Y a Sara, mi extraordinaria y excepcional hermana, camiseta de españa que aprecia que siga con la cabeza en las nubes pero que me asegure de tener los pies en la tierra. Consigo motivar a las personas para que hagan cosas que las motiven. De manera quizás inesperada, cuando se organizó una gran marcha para reclamar la libertad de Alberto y los demás presos políticos, no solo se negó a participar, sino que sostuvo que «la marcha era un gesto inútil y que solo conseguirían que los «caguen a palos», y que él solo iría si le daban un revólver».