Sin embargo el presidente José María Aguilar no le ofreció al entrenador una renovación de contrato alegando que el club precisaba de buscar otros rumbos y el entrenador fue despedido. El segundo semestre de 2001 el equipo hizo una performance excelente coronandose campeón del Torneo Clausura con 43 puntos y el «Pelado» Díaz obtuvo su séptimo título como técnico de River y se convirtió en el segundo técnico más ganador con 7 títulos -1 menos que Jose Maria Minella-.