Todo esto explica por qué durante el Mundial de China, los aficionados españoles que viajaron hasta allí para apoyar a La Familia iban ataviados habitualmente con la camiseta de la selección española de fútbol, los Chicago Bulls o cualquier camiseta roja que viniese a cuento, incluso la del Club Baloncesto Miraflores de Burgos. “Al menos, durante la primera fase”, aclaró el seleccionador en su último directo de Twitch en la previa del partido.